Desde La Fraternidad, el Sindicato de Conductores de Trenes, defendieron a dos maquinistas cesanteados por negarse a seguir conduciendo una formación de 18 vagones de los cuales solamente 4 tenían frenos, en un hecho que data de noviembre de 2011. La situación es mayor porque pone en el centro de la escena al dirigente radical Emilio Franchi, quien no solamente tenía caducada las autorizaciones precarias de la Secretaría de Transporte de la Nación, sino que además había logrado la adjudicación del servicio en forma directa, sin licitación, por el gobierno radical de Corrientes,

sin ser la empresa de Franchi una operadora ferroviario autorizada. Las acusaciones en contra de los dos maquinistas procesados, tienen por objetivo ocultar las graves violaciones contractuales, de salubridad laboral y seguridad ferroviaria en dicha empresa. En las pruebas preliminares se comprobaron que los frenos, realmente, no funcionaban y los operarios, como representantes gremiales, denunciaban permanentemente el tráfico de mercadería de dudosa procedencia. Además los echaron porque no está permitido el derecho a huelga; aunque les dictaron la falta de mérito en 2015 y jamás se lo comunicaron. Desde La Fraternidad se enfatiza que esta es una característica permanente de los políticos que respaldan al cuestionado empresario Emilio Franchi y le dieron sin licitación una concesión en forma directa en la provincia de Corrientes, que Franchi consiguió ampliar en forma irregular mediante un Permiso Precario brindado por la Secretaria de Transporte. Los trabajadores del tren de pasajeros denominado El Gran Capitán -respecto a los hechos que ocurrieron el 13 de noviembre de 2011, cuando la formación cubría el trayecto entre Federico Lacroze y Gobernador Virasoro en Corrientes- recordaron que la formación "no tenía parada" y venía "padeciendo un hecho, bajando el puente Zárate Brazo Largo, dado que cuando fue inspeccionado, de 18 vagones solamente 4 tenían freno". El Sindicato de Conductores de Trenes, La Fraternidad, que conduce Omar Maturano, repudió el procesamiento de los maquinistas Domingo y Sebastián Ava que se desempeñaban en la formación "El Gran Capitán" en la Empresa Trenes Especiales Argentinos, quienes en 2011 decidieron no conducir esa formación ferroviaria al comprobar que los frenos no funcionaban. "Todas las acusaciones en su contra tienen por objetivo ocultar las graves violaciones contractuales, de salubridad laboral y seguridad ferroviaria en dicha empresa", afirmaron desde el gremio. Remarcaron que "los compañeros son representantes gremiales que han llevado adelante diversas denuncias como la del tráfico de mercadería de dudosa procedencia". "También llevaron adelante la caducidad de las autorizaciones de la Secretaría de Transporte de la Nación, de Emilio Franchi, quien por su sola pertenencia a la UCR logró la adjudicación -sin licitación- en forma directa por el gobierno radical de Corrientes, sin ser operadora ferroviaria autorizada", precisaron. Maturano señaló que "luego de graves y reiteradas violaciones a los contratos laborales, los conductores de La Fraternidad en Trenes Especiales Argentinos S.A. fueron cesanteados por ejercer el derecho a huelga". "Esta situación se da en el marco de groseras violaciones al Reglamento Operativo, la Ley de Empleo, y carencias de seguridad", completó el líder del sindicato. El Sindicato indicó que "parte de la información que circuló de manera incompleta y sesgada, apunta a callar la denuncia de los trabajadores, ocultando la violencia de algunas patotas y sus recurrentes actos intimidatorios hacia los trabajadores". "Esta es una característica permanente de los políticos que respaldan al cuestionado empresario y dieron sin licitación una concesión en forma directa en la provincia de Corrientes, que Franchi consiguió ampliar en forma irregular mediante un Permiso Precario brindado por la Secretaria de Transporte", explicó el gremio. Los trabajadores del tren de pasajeros denominado El Gran Capitán -respecto a los hechos que ocurrieron el 13 de noviembre de 2011, cuando la formación cubría el trayecto entre Federico Lacroze y Gobernador Virasoro en Misiones- recordaron que la formación "no tenía parada" y ya venía "padeciendo un hecho, bajando el puente Zárate Brazo Largo, dado que cuando fue inspeccionado, de 18 vagones, solamente 4 tenían freno". "Nosotros pedimos autorización en Apóstoles (Misiones) para hacer una prueba, que dio negativa", recordó Domingo Ava, razón por la cual, se decidió no seguir conduciendo la formación. Desde el Gremio señalaron que "ninguno de los dos compañeros recibió notificación alguna de parte de la Justicia, luego que en el 2015 la Justicia Federal les haya dictado la falta de mérito ante este hecho". "La Fraternidad ha luchado históricamente y sigue bregando por la Recuperación de los Trenes Interurbanos, pero operados mediante una Empresa Estatal y al Servicio de la Gente", concluyó.