Según un extracto del Banco Nación difundido por la propia gestión de Fabián Ríos, hubo dos registrados en este mes: el 8 de mayo, luego que estallara el escándalo, y el 22 de mayo, antes de difundir esta información.

En el marco de las sospechas instaladas en torno a la falsificación de certificaciones en la construcción de viviendas que encara el Municipio de Corrientes en el barrio Doctor Montaña, bajo el programa nacional Techo Digno, extraños movimientos en la cuenta que administra los fondos del programa siembran aún más dudas sobre la situación.

Según dio a conocer el miércoles la propia gestión del intendente Fabián Ríos, la Cuenta Nº 2211022781 consignada en el Banco de la Nación Argentina, registró dos movimientos en fechas directamente vinculadas a la revelación de las irregularidades en la certificación de las obras que habían sido consignadas como “falsas” por la auditoría ejecutada desde el Ministerio del Interior de la Nación y que implicó incluso la elevación del expediente a la Oficina Anticorrupción.
Según se desprende del extracto, con fecha 23 de mayo, y suscripto por el gerente de la Unidad Plataforma Comercial, Víctor Hugo Salina, la cuenta en la que deberían estar los 30 millones de pesos enviados por la Nación registró movimientos el 8 de mayo y el 22 de mayo.

Gentileza

Precisamente, el penúltimo de los movimientos fue registrado el 8 del corriente mes, al día siguiente de que se emitiera el informe del programa periodístico La cornisa que reveló las irregularidades en el plan de obras administrado por la gestión de Ríos.
Del mismo modo, el último movimiento está registrado este lunes, antes de requerir el informe dado a conocer el pasado miércoles públicamente.
“Es muy extraño que haya un movimiento en la cuenta al día siguiente [de] que el escándalo se revele a nivel país”, consideraron los concejales del bloque ECO-Cambiemos y preguntaron: “¿Cuál fue el movimiento que se hizo? ¿Se transfirió dinero a una cuenta que estaba vacía?”. “No lo sabemos”, respondieron.
“Por esta razón vamos a pedir informes a los organismos e instituciones correspondientes para determinar a qué correspondieron esos movimientos en la cuenta y cuáles son los montos de dinero involucrados”, agregaron en un comunicado del bloque. “Queremos conocer los movimientos desde el momento en que se abrió la cuenta, a la fecha”, expresaron.
Las obras fantasmas en el predio del barrio Doctor Montaña son la segunda alerta que se enciende en Corrientes en lo referente a planes de viviendas y fondos enviados desde la Nación para la realización de casas sociales, en que los fondos desaparecen se certifican obras y las mismas no están. Caso con similares características se vive en la localidad de Perugorría, en el sur provincial, donde casualmente la intendenta Angelina Lesieux, quien responde al signo político justicialista, tampoco puede justificar que se le hayan enviado 25 millones de pesos para realizar obras en la localidad, y que, sin embargo, al día de la fecha las mismas sean inexistentes más allá de que las certificaciones dicen que se finalizaron.
Las reacciones para justificar estas irregularidades fueron calcadas. Responsabilizar al Gobierno provincial de una operación de prensa, y después enviar a concejales adictos a la gestión del Ingeniero Ríos a recorrer el lugar y decir que las obras están en marcha cuando las mismas debían haberse iniciado en noviembre, momento en que llegó la primera partida.
De hecho, las certificaciones que se realizaron de ese dinero que fueron 9 millones de pesos, habilitaron para que la Nación envíe la segunda partida de 21 millones de pesos en febrero.
El problema surgió cuando el Ministerio del Interior ordenó la auditoría de lo realizado y se encontraron que en el lugar solo está puesto un cartel y no se había iniciado una sola vivienda.